Home / Publicaciones / La Historia de la Rosca del Rey
La Historia de la Rosca del Rey

La Historia de la Rosca del Rey

De acuerdo a la Biblia, después que los Reyes adoraron a Jesús, un ángel les avisó que no regresaran donde Herodes y ellos regresaron por otro camino. Herodes, al enterarse que había nacido el Rey que todos esperaban, tuvo miedo de perder su puesto y ordenó matar a todos los niños menores de dos años, entre los cuales se encontraría dicho Rey. La Sagrada Familia huyó a Egipto y el niño Dios se salvó.

Los primeros cristianos tomaron un poco de esta tradición y la mezclaron con la historia de la visita de los Reyes Magos para la celebración de la Epifanía: cambiaron el pan ázimo por pan de harina blanca y levadura, cocida en forma de rosca, endulzándolo con miel y adornándolo con frutos del desierto, como higos, dátiles y algunas nueces.

Para los cristianos, la forma circular de la rosca simboliza el amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin. Los dulces y adornos son las distracciones del mundo, que nos impiden encontrar a Jesús.

El muñequito escondido dentro de la rosca simboliza al Niño Jesús, que los Reyes no encontraban porque la estrella desaparecía. Esta costumbre de los cristianos de Palestina llegó a Europa y posteriormente a América.

En muchos países, como en Guatemala, el día 6 de enero se reúne la familia y amigos para celebrar este día y compartir la rosa de reyes; la persona que encuentra el muñequito de la rosca se convierte en el centro de la fiesta por tradición se le pone una corona y se le nombra como el padrino del Niño Jesús.

El padrino robará el niño Jesús del nacimiento de la casa en donde se encuentren y deberá vestirlo con ropa nueva y devolverlo oficiando una fiesta en donde se comen tamales y bebe ponche el día 2 de febrero, día de la celebración de la Virgen de Candelaria.

 

Subir