Home / Publicaciones / Personajes / Tomás Pascual, compositor
Tomás Pascual, compositor

Tomás Pascual, compositor

El primer compositor indígena guatemalteco de quien existe música original

Tomás Pascual (1590 – 1635) fue músico en la capilla de San Juan Ixcoy, Huehuetenango. Y es considerado el primer músico indígena de quien existen composiciones originales.

Entre el siglo XVI y XIX la historia registra una gran cantidad de villancicos sobre todo de origen español. Esta música era útil para que los fieles se identificaran y demostraran sus emociones, lo cual con el tiempo se convirtió en una especie de canto más popular con el que se festejaba el nacimiento del Niño Jesús.

Pascual entre los grandes

Los villancicos más antiguos del continente datan de hace más de 400 años y en realidad fueron encontrados, copiados y compilados por manos del guatemalteco Tomás Pascual.

Los datos biográficos de Pascual son escasos. Sin embargo, existe un ensayo titulado Sor Juana Inés de la Cruz y los maestros de capilla catedralicios, de Aurelio Tello, en donde se explica que el origen de los villancicos viene de España del siglo XVI, resalta el papel de fray Hernando de Talavera, exconfesor de la Reina Isabel La Católica y primer arzobispo de Granada, quien es señalado como el que introdujo la costumbre de sustituir los responsorios litúrgicos en latín por canciones en lengua castellana.

Junto con la conquista y la evangelización, la costumbre de estos cantos se extendió a lo largo de América, aunque no todos iban dedicados al Niño Dios. Apuntado el siglo XVI, se encuentran composiciones de Pascual, el compositor indígena de la misión de San Juan Ixcoy, Guatemala. Pascual también aparece entre los compositores que participaron de la recopilación de obras de Arcángel Miguel.

Sus obras

Victoria, victoria; Hoy es día de placer; Virgen de Chiantla, y Si tanta gloria se da, utilizan el esquema formal de estribillo y coplas propio del villancico. Sin ser litúrgicas, sus letras aluden a temas religiosos. Se caracterizan por la sencillez de los textos y la frescura sonora.

Pascual compuso diversidad de villancicos con alfabeto latino y en idioma indígenas, así como algunas piezas instrumentales.

En los nueve Códices de Huehuetenango, se encuentran obras de compositores ibéricos de la primera mitad del siglo XVI, fueron localizados en Santa Eulalia, San Juan Ixcoy, San Mateo Ixtatán y Jacaltenango.

Hoy en día varios investigadores y grupos musicales han recuperado obras de la autoría de Pascual.

Escucha las obras que dejó Tomás Pascual

Subir