Home / Publicaciones / Personajes / Rafael Carrera, el último presidente del Estado de Guatemala y el primero de la República
Rafael Carrera, el último presidente del Estado de Guatemala y el primero de la República

Rafael Carrera, el último presidente del Estado de Guatemala y el primero de la República

Nació en 1814 en la aldea Lo de Rodríguez, mejor conocido como La Candelaria. Presidente vitalicio, recordado como un caudillo conservador que logra reconocer edificaciones con su nombre, aunque más tarde fueran derribadas. Hoy en día ya solo es un viaducto de la ciudad el que conserva su nombre.

presidente rafael carrera - Rafael Carrera, el último presidente del Estado de Guatemala y el primero de la RepúblicaRafael Carrera Turcios vivió como campesino igual que sus padres. No tuvo acceso a educación por lo que muchos historiadores lo reconocen y nombran analfabeto, y como un personaje de vocablo bajo.

Ingresó al ejército de América Central cuando tenía doce años. A sus 14 años fue tamborilero durante la guerra civil de 1827-1829. Es en el ejercito es donde logró destacarse, hasta el punto de ser ascendido con facilidad a las posiciones de mando.

En 1837 empieza con su vida política adentrándose cada vez más en encabezar revueltas contra el presidente actual de su época Mariano Gálvez. En 1839 se enfrenta de manera militar contra Morazán y sale victorioso, lo que significó la disolución de la Federación de Centro América.

En 1854, Carrera consolidó su poder total. Tras reuniones, cabildeos y convencer a las élites conservadoras tanto políticas, militares como miembros del clero, excepto la Universidad de San Carlos, apoyaron la propuesta, de tal manera que el 21 de octubre fue proclamado Presidente vitalicio. Desempeñó el cargo hasta su muerte, en 1865.

Carrera fue un caudillo amado por muchos porque decían que luchaba por los intereses de la mayoría y protegía al pueblo, a sus costumbres, su religión y sus ideales. Sin embargo, otra parte de la población lo odiaba.

Su gobierno fue conocido como el Régimen de los Treinta Años. A él también se le atribuye la anulación de las reformas que dejó Mariano Gálvez, el restablecimiento de los diezmos, restablece al clero los derechos que Gálvez había quitado, estimula la minería, entre otros.

La muerte del dictador está cercada por varias versiones. Una de ellas asegura que fue envenenado, otra expresa que murió por el alcoholismo que padecía, también que falleció por una malaria recurrente o la disentería, esta última, enfermedad bastante común durante esa época, alguien más considera que fue por un cáncer en el estómago. Lo cierto es que tras una agonía de un mes, falleció el 14 de abril de 1865.

Fuentes: Biografías, crónica y cultura, blog.

Subir