Home / Mundo Chapin / La Caída de Qumarkaj (Q’uma’rkaj)
La Caída de Qumarkaj (Q’uma’rkaj)

La Caída de Qumarkaj (Q’uma’rkaj)

Q’uma’rkaj o Utatlán es un sitio arqueológico ubicado en Santa Cruz del Quiché, Quiché, Guatemala.        

El campo del juego de pelota de los Mayas en el centro sagrado de Gumarkaj. Fotografía por Rodrigo Contreras

Por: Ibor Rivera

El territorio del actual municipio Santa Cruz del Quiché, como en la mayor parte del departamento, estuvo habitado desde principios del siglo XIII por habitantes llamados “Wuk Amak”, según el libro “Evolución del Reino K’iche’” de Robert M. Carmack.

Según la historia estos pueblos fueron conquistados por guerreros de origen Tolteca provenientes del Golfo de México. Algunos estudios realizados en México sobre “Monte Alban”, un sitio ubicado en el Estado de Oaxaca, afirma que por su arquitectura, escultura y cerámica, se sabe que los K’iche’s habitaron este lugar para posteriormente mudar su capital a donde hoy están los vestigios de Q’uma’rkaj (Q’umarkaj o Gumarkaj).

La historia señala que posteriormente estos formaron nuevas poblaciones, incluso se sabe que tomaron el idioma de los pueblos conquistados, esto aproximadamente por el año 1325. Y luego de casi un siglo de haber convivido pacíficamente, por los años 1400 y 1425, surgieron conflictos entre ellos, hasta que decidieron distanciarse y tomar rumbos diferentes.

Fue así como los Nima’ k’iche’ fundaron la ciudad de Q’uma’rkaj durante el periodo del rey k’iche’ Gucumatz -que significa Casa Vieja o Rancho Apolillado según lo afirma Fray Francisco de Ximénez-, y los otros conocidos como Ilocab, que se trasladaron a un lugar cercano San Antonio Ilotenango, también conocidos como Mukwitz Pilocab.

Durante los años 1425 y 1470, el Imperio K’iche’ alcanzó su mayor apogeo, logró extenderse hasta tierras como Huehuetenango, Cobán, Sacatepéquez, Escuintla entre otros.

La caída

Fotografía por ciudadesmayas.com

Fotografía por ciudadesmayas.com

Alrededor de los años 1470 y 1475, la fortaleza K’iche’ se vio afectada en revueltas que dieron como consecuencia la separación de los Kaqchikeles del pueblo K’iche’, quienes habitaban por tierras de Chichicastenango, y por los sucesos dados se trasladaron y fundaron la ciudad de Iximché –Chimaltenango-.

Fueron ellos quienes junto a los Tz’utujiles, batallaron varias guerras contra los K’iche’s de Q’uma’rkaj, hasta que en tiempos del Rey K’iche’ Te Pepul. Les causaron la derrota que provocó un gran límite de poder que debilitó a la nación K’iche’, motivo por el que a la llegada de los españoles en 1524 encabezados por el conquistador Pedro de Alvarado, decidieron suspender la lucha contra los conquistadores.

Se dice que mandaron a llamar a Alvarado para que se trasladara a Q’uma’rkaj, donde seria “bien recibido y servido” además de acordar supuestamente la paz entre ellos, pero solo fue una trampa para deshacerse de los invasores.

Alvarado se enteró que no era ese el motivo de la invitación por medio de un local, así que aceptó asistir pero no se alojó en la ciudad sino fuera de ella. Todo este acontecimiento se dio el Lunes Santo, 21 de marzo de 1524.

Alvarado formuló otro plan de contraataque que consistió en invitar a los reyes Oxib-Quej y Belejeb-Tzi para que lo visitaran. Ellos no tenían idea de que Alvarado ya sabía de su plan por eso aceptaron. Fue así como los apresaron y los quemaron vivos junto con la ciudad de Q’uma’rkaj o Utatlán, que fue el nombre dado por los guerreros de lo que hoy es México quienes apoyaron a los españoles.

Unidos los españoles con los Kaqchikeles e indígenas de lo que hoy es México, terminaron con la gran resistencia K’iche’. Así la ciudad de Q’uma’rkaj fue destruida y el Señorío K’iche’ sucumbió, según Arnoldo Núñez Cronista de Santa Cruz del Quiché, quien relató este suceso en el año 1970.

La historia K’iche’ dice que los indígenas que escaparon de la gran batalla, se fueron a tierras más altas y fundaron el actual Chichicastenango. Mientras que los españoles que estuvieron en la batalla y otros que emigraron a estas tierras fundaron el actual municipio Santa Cruz del Quiché.

Super Gumarcaj

Fotografía por http://travesiacultural.com

¿Quieres conocer?

Q’uma’rkaj o Utatlán se ubica a escasos 3 kilómetros al oeste de la ciudad de Santa Cruz del Quiché. Ocupa una meseta de 120 000 m² rodeada de barrancos con una profundidad de más de 100 m.

El acceso a Q’uma’rkaj es fácil. Al llegar a Santa cruz del Quiché justo a un costado de la Catedral se detienen los buses que dejan a los pasajeros en la entrada del lugar. También se puede llegar caminando y disfrutar del paisaje que ofrece el camino hacia el sitio.

Al llegar al sitio verás como el centro ceremonial de la ciudad quedó destruido desde aquella época. Los templos principales también tienen la misma apariencia. Sin embargo, al realizar excavaciones aún hay vestigios importantes, todo el resto de esta capital prehispánica permanece presente en forma de montículos que guardan maravillosas historias de los antepasados.

La plaza central aun muestra que poseyó un gran esplendor protegida por grandes barrancos dominando aun los montículos de los edificios principales donde destaca el templo a Tohil Principal deidad de la Ciudad.

En el sitio también se encuentra un museo recién remodelado que posee fotografías de cómo estaban los templos a finales del siglo XIX y una maqueta total de la ciudad. Lo poco rescatado de esta ciudad está en museos de la ciudad de Guatemala e incluso fuera de sus fronteras.

Subir