Home / Publicaciones / La Pena de Muerte en Guatemala
La Pena de Muerte en Guatemala

La Pena de Muerte en Guatemala

El castigo impuesto por un juez o un tribunal con fin de sancionar a aquel que haya cometido un delito es conocido como la pena. La pena más grave, o bien conocida como la pena capital es impuesta únicamente para castigar los delitos mayores, ya que se priva al condenado de la existencia, es decir, se paga con la muerte. Esta tiene sus orígenes con la Ley del Talión, “ojo por ojo, diente por diente”, y es de ahí que muchas legislaciones, incluyendo la guatemalteca la han optado para castigar los crímenes más inhumanos.

En Guatemala la pena de muerte se encuentra regulada en el artículo 43 del Código Penal al igual que en el artículo 18 constitucional el cual establece que:

Artículo 18. Pena de muerte. La pena de muerte no podrá imponerse en los siguientes casos:

  1. a)  Con fundamento en presunciones;
  2. b)  A las mujeres;
  3. c)  A los mayores de sesenta años;
  4. d)  A los reos de delitos políticos y comunes conexos con los políticos; y
  5. e)  A reos cuya extradición haya sido concedida bajo esa condición.

 

Contra la sentencia que imponga la pena de muerte, serán admisibles todos los recursos legales pertinentes, inclusive el de casación, éste siempre será admitido para su trámite. La pena se ejecutará después de agotarse todos los recursos. El Congreso de la República podrá abolir la pena de muerte.”

Al analizar esta norma se puede ver claramente que quedan excluidos varios casos en los cuales no se puede imponer la pena de muerte. Primero cuando se tiene fundamento únicamente en presunciones, ya que si se le va a quitar la vida a una persona, debe de tenerse la certeza que el condenado cometió el delito, y por lo mismo es requisito indispensable que se le condene por medio de sentencia firme y sea llevado un juicio en donde se ejerciten todas las garantías jurídicas, revisiones y recursos para asegurar y probar su culpabilidad. Así mismo se excluyen a las mujeres, este inciso se encuentra ya que la mujer es la fuente de la vida, además porque hace muchos años cuando entró en vigencia esta norma, no existían medio para saber si una mujer se encontraba embarazada en momentos muy tempranos de gestación, por lo que se estaba protegiendo al no nacido. Luego nos encontramos a los mayores de sesenta años, ya que es usual que les reste poco tiempo de vida.

La pena de muerte foto por newsodn org - La Pena de Muerte en Guatemala

La pena de muerte – foto por newsodn org

Existen varios elementos para que la pena de muerte pueda ser ejecutoriada, primero que se haya cometido un delito, que la persona haya sido condenada por el delito y que la condena del delito sea la pena de muerte y que por lo tanto se prive a la persona de su propia vida. En Guatemala existen únicamente cinco delitos que acarrean la pena de muerte, estos son el parricidio, el cual consiste en darle muerte a un ascendiente, descendiente, cónyuge o persona con la que se hace vida marital; el asesinato, el cual consiste en darle muerte a una persona con alevosía, por precio, con premeditación, entre otros elementos; por violación calificada a un menor de 10 años es decir aquella violación que como consecuencia de la misma, falleciera la victima; desaparición forzada o secuestro cuando la víctima sufriera de lesiones graves o gravísimas, tanto físicas como psicológicas o resultare fallecido; y magnicidio, que consiste en darle muerte al Presidente, Vicepresidente o Presidente de los otros organismos del Estado.

En Guatemala desde el año 2000, no se ha ejecutado la pena de muerte ya que en dicho año, el Presidente Alfonso Portillo derogó la responsabilidad que recaía sobre la figura presidencial de conceder o no el recurso de gracia. En el año 2008, el Presidente de turno, Alvaro Colom, solicitó al Congreso de la República que se aboliera la pena de muerte en Guatemala; solicitud que no presperó. Finalmente, en el año 2012, la Corte Suprema de Justicia de Guatemala, revocó la pena de muerte para 53 reos, otorgándoles la pena máxima de cárcel que son 50 años. Por todo lo anterior, en Guatemala la pena de muerte está vigente pero no es aplicable.

 

Fuentes:

Subir