Home / Publicaciones / Personajes / La historia de Alan Tenenbaum
La historia de Alan Tenenbaum

La historia de Alan Tenenbaum

Alan Tenenbaum: “Nunca olvides que todo siempre podría ser peor”

Esta tarde Alan Tenenbaum nos recibe en su estudio. Ha separado con esfuerzo su silla de ruedas del escritorio, ha dejado por un momento su computadora y el trabajo que realizaba para contarnos sobre él, su trabajo y los nuevos proyectos.

Hoy Tenenbaum es reconocido como un escritor y conferencista. Es algo que nunca imaginó ser porque estudió mercadotecnia y trabajó como publicista, pero las circunstancias de la vida le abrieron un camino diferente.

La historia de Alan es conmovedora pero más que eso, alentadora. Él nació en la ciudad de Guatemala, el 22 de abril de 1982. Es el mayor de cuatro hermanos hombres. Y se describe como una persona feliz y agradecido con la vida.

Alan ha sido nombrado ya Guatemalteco Ilustre. Y se ha convertido en el ejemplo de unos y la inspiración de otros.

¿Quién es Alan Tenenbaum?

Alan considera que es una persona a la que siempre le han llegado buenas oportunidades. Se siente dichoso por gozar de una familia increíble, esto para él es de suma importancia.

Dice que siempre ha sido un hombre con espíritu deportista, viajero y aventurero. Explica que en cada oportunidad que tenía se encargaba de reunir un grupo de amigos y coordinar un viaje por cualquier sitio de Guatemala.

Siempre lo hizo y lo gozó, hasta que un día, a sus 26 años de edad, y en su afán de divertirse fue víctima de un infortunio en una piscina en el Puerto San José.

Alan: Fue un clavado misterioso el que me dejó inconsciente bajo el agua. Gracias a Dios mis amigos me vieron y me sacaron pronto. Cuando desperté no podía mover más que mis hombros, mi cuello y mi cabeza, el resto estaba paralizado. No tenía ningún golpe ni raspón visible.

Alan Tenenbaum-Foto por G. Balcárcel

Esperamos un par de horas. No sabíamos que hacer y mi cuerpo seguía sin reaccionar. Regresamos a la capital en busca de un hospital. Me tomaron radiografías y detectaron que mis cervicales estaban completamente deshechas y uno de esos huesos quebrados tocó mi médula espinal y me dejó cuadripléjico.

Hace un par de meses Alan lanzó la nueva edición de su libro En la Silla de Morfeo. Fue la Editorial Grupo Planeta de México la que se hizo cargo de hacer este trabajo. La relación que tiene el incidente con el libro es porque basado en su historia decide escribir una novela donde narra el misterioso clavado que lo deja en silla de ruedas.

Alan en su libro habla de una segunda vida que le llega después de aquella dura experiencia.

Él se refiere también a la rehabilitación que recibe en Estados Unidos, también a la depresión que cae y a su proceso de recuperación.

Tenenbaum usa el humor para suavizar aquellos momentos fuertes e impactantes de su vida. Él habla de sueños y realidades que se mezclan en una situación como la que le tocó vivir. Habla de autoayuda y se basa en la que hoy es su filosofía,  “todo siempre podría ser peor”.

Su libro ya está en toda Centroamérica, México y el Caribe. Ha trabajado en la traducción junto a una familiar y una amiga. Espera que en el momento que tenga la oportunidad pueda publicarlo en inglés.

La aceptación del libro ha sido buena pues en su primera edición imprimió 5 mil copias y esta segunda vez 3 mil más.

Su perseverancia y sus ganas de vivir le han permitido conocer y recibir apoyo de varios artistas nacionales y extranjeros, también el de personalidades reconocidas como el conferencista Ismael Cala, quien aceptó la invitación de escribir el prólogo de su libro.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FIsmaelCala%2Fvideos%2F1414367871923964%2F&show_text=0&width=560

Viene nuevo libro

Alan ya cuenta con una experiencia de más de dos años en conferencias motivacionales. Ha sido invitado en empresas privadas, colegios, universidades. Su trabajo ya trasciende fronteras. Sus charlas han llegado a Panamá, México y El Salvador.

La nueva noticia de Tenenbaum es que este año planea publicar un cuento para niños. Solo que todavía no revela su nombre ni el contenido. Solo dice que en un promedio de tres meses espera ya se encuentre disponible en las tiendas de venta.

Quiere representar a su país

Mientras tanto los retos que se traza Alan demuestran que para él no hay límites ni condiciones que le detengan. Por eso aprovecha cada oportunidad para sacarle provecho, como lo hizo con sus terapias de ping pong en silla de ruedas. Aquellas que hoy le inspiran para soñar representar a Guatemala en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Ya cuenta con un entrenador de origen cubano, dice. Ahora trabaja para llegar a las competencias internacionales necesarias que le conduzcan hacia ese camino.

Alan es un ejemplo de la energía positiva que puede llegar a tener una persona a pesar de las adversidades, sus gestos y su buen sentido del humor lo confirman. Y gracias a eso ahora quiere ser el motor que empuje a otras personas a salir adelante, así como lo hizo él con tan dura experiencia.

Alan no termina este encuentro con mundochapin.com sin antes hablar del poder y fuerza que tiene la mente, incluso más que el cuerpo, señala. Así que sea el problema que sea él invita a respirar y tomarse el tiempo de decirse Teikirizi & pa´lante, lo que los guatemaltecos entendemos como tranquilízate y sigue adelante.

Aquí te dejamos el vídeo que Alan Tenenbaum logró hacer con el apoyo de diferentes artistas nacionales y extranjeros que accedieron aparecer en él:

Subir