Publicidad

Rosa Idalia Aldana, una Mujer Pequeña que ha superado grandes desafíos

Por Sandra Martínez

Rosa Idalia Aldana Salguero es una persona de talla baja que ha  superado grandes desafíos para sobresalir, sobre todo  en un país donde siempre las personas con capacidades diferentes tienen que hacer un doble esfuerzo en todo lo que se proponen, debido a que Guatemala no cuenta con la infraestructura que responda a sus necesidades.

 

Pese a pertenecer al grupo de gente pequeña en Guatemala, Chochy como la llaman cariñosamente sus amigos, ha luchado incansablemente como promotora de los derechos humanos de las personas con discapacidad ante el Comité de Expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Obtuvo el título de licenciada en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de San Carlos (USAC). Tiene más de 15 años de trayectoria profesional y se ha impulsado como activista en pro de los derechos de las personas con discapacidad.

Diseñó la Estrategia de Comunicación sobre “Educación inclusiva para personas con discapacidad en los centros educativos”, para el Ministerio de Educación (Mineduc) financiado por la Cooperación Alemana.

Es catedrática universitaria, imparte los cursos de Lingüística, Redacción y Formación Social Guatemalteca, tiene a cargo la Unidad de Planificación de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la USAC y forma parte de la Red de Personas con Discapacidad que se identifica por sus siglas RENADISGUA.

 

Háblanos de tu niñez

“Nací en Izabal y soy la segunda de tres hermanas, desde niña me tocó enfrentar la muerte de mi padre y fue mi mamá quien a pesar de no haber tenido la oportunidad de estudiar trabajó arduamente para sacarnos adelante.

 

¿Cuál ha sido tu lema para alcanzar tus metas, pese a la adversidad que has enfrentado? 

“Perseverar, no dejarme vencer y ser feliz con lo que hago día a día, eso y el apoyo familiar me ayudaron a moldear mi carácter y aprendí a desenvolverme por mi misma en un país que no está diseñado para personas que sufren de alguna discapacidad”.

 

¿Qué esfuerzos tuviste que hacer para graduarte en la Universidad?

“En la USAC siempre he mantenido buenos promedios lo cual me ha permitido estudiar con ayuda becaria y después de graduada empecé a trabajar para pagar la beca que recibí”.

 

¿Cuáles son los principales obstáculos que enfrenta la gente pequeña?

“Las personas de talla baja presentan muchos problemas de salud, dificultades laborales y de realización en su vida a nivel laboral, familiar y afectivo. Una de las cosas más complicadas es la movilización, el transporte y la infraestructura. Porque complican el desarrollo e invisibilizan a cualquier persona, además las escuelas carecen de los insumos necesarios para atender de manera adecuada a las personas con discapacidad, no hay rampas para sillas de ruedas, no se cuenta con escritorios para estudiantes de nuestra talla y esto es agotador. No hay avisos para evitar que las personas con discapacidad visual se puedan golpear”.

“Fue hasta hace dos o tres años que la USAC aprobó la política con discapacidad. Desde entonces se empezaron a dar pasos que se pueden ver, en algunos lugares ya hay rampas para sillas de ruedas”. Lamentablemente son más utilizadas por los motoristas que por los estudiantes con capacidades diferentes.

“Entre los principales obstáculos que una persona de baja estatura encuentra diariamente es subir al transporte público porque las gradas son altas. También se dificulta el uso de los cajeros automáticos, los inodoros públicos,  acciones cotidianas como usar  la ducha, los apagadores de luz en la casa o en la oficina, encender las hornillas de la estufa, tender la ropa en el lazo, utilizar la lavadora de ropa, el lavamanos, la pila, el lavatrastos. Siempre toca adaptar todo, para lo cual se coloca una grada para poder utilizarlos”.

“Quienes manejan vehículo tienen que colocar un alza en el sillón para alcanzar los pedales, las sillas en la casa o el trabajo no están diseñados para nuestra talla y esto provoca dolor y mala formación en la columna”.

“Ser gente pequeña tiene un fuerte impacto emocional, es la única discapacidad que frecuentemente es objeto de burla, por lo que no sólo es necesaria su inclusión en la Ley General de las Personas con Discapacidad, sino que también merece un tratamiento diferenciado en la exigencia del derecho a la dignidad y a la propia imagen que deben tener todas las personas”.

rosa idalia a foto conadi - Rosa Idalia Aldana, una Mujer Pequeña que ha superado grandes desafíos
Rosa Idalia A. – Foto Conadi

¿Cuál es tu propuesta para que la gente pequeña de Guatemala mejore sus condiciones de vida?

“Debería existir un programa de becas de estudios porque para alguien que no cuenta con formación académica le es muy difícil  encontrar empleo. El problema es que para tener una profesión se necesita contar con los recursos económicos.

 

¿Cuáles son las conquistas que han logrado las organizaciones que trabajan en pro de los derechos de las personas con discapacidad?

“En la Escuela de Ciencias de la Comunicación ahora hay una Psicóloga contratada para los estudiantes con discapacidad. Eso es resultado del trabajo que las mismas personas con discapacidad y la lucha reivindicativa de  profesionales de la USAC y de varios representantes de distintas unidades académicas hemos trabajado para lograrlo”.

 

¿Qué falta por hacer?

“Nos falta mucho por hacer por ejemplo con el tema de discapacidad auditiva, no hay interpretes en las unidades académicas. Es muy poca la gente que se interesa por aprender el lenguaje de señas. Si su condición es vivir con Síndrome de Down o algún tipo de parálisis cerebral, existen pocos establecimientos para brindarles educación especial”.

 

¿Te gustaría aprovechar este espacio para enviar un mensaje a los guatemaltecos?

“Quiero hacer un llamado a la sociedad en general para que vea a las personas con discapacidad como individuos que aportan a la sociedad, que no sean vistos con lástima, ni tratados de pobrecitos como si representaran una carga para la familia.

Es importante que vean a las personas con discapacidad como sujetos de derecho y que primero visibilicen lo que puede hacer y no lo que no puede hacer. Es necesario tratarlas con respeto y dignidad”.

 

¿Cómo docente universitaria cuentas con alguna ayuda para dar clases?

“En la actualidad una de las principales herramientas es la utilización de la tecnología porque esta permite proporcionar una educación más dinámica. En la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la (USAC) existe una plataforma que se llama Classroom (aula) en la cual ya no se necesita de una pizarra, además hay otros recursos que hacen más accesible el proceso de enseñanza aprendizaje”, concluyó la entrevistada.

 

 

Publicidad