Publicidad

El artista Anselmo Gámez construye carros clásicos con latas recicladas

 El guatemalteco reunió su pasión, ingenio artesanal y conciencia ambiental

 

Por Sandra Martínez

 

El artista Anselmo Gámez ha dedicado 20 años de su vida a la elaboración de barcos, motos, aviones y carros clásicos de colección a escala de los años 1890 a 1950. Entre sus obras se pueden observar copias fieles de automóviles marca Ford Modelo 1907 y los clásicos americanos Ford Thunderbird, entre otros.

Todas sus obras son elaboradas con latas recicladas de gaseosas, cervezas y otras bebidas, en ninguna pieza utiliza soldadura pues trabaja únicamente empalmes. Su arte se ha dado a conocer a través de reportajes y entrevistas realizadas por diferentes medios de comunicación.

Algunos turistas han adquirido sus obras para llevarlas a  otros países de la región centroamericana y a los Estados Unidos. Otros aficionados y coleccionistas llegan desde Jutiapa, Chiquimula, Zacapa, Santa Rosa, Escuintla, Petén, Quetzaltenango, Quiché y otros departamentos, los compran para decorar la sala de su casa, oficina o su negocio.

En octubre de 2012 Anselmo recibió la invitación para participar en la exposición del Plan Educativo de Reciclaje auspiciada por la Municipalidad de Guatemala que se realizaba los domingos de las 9:00 a 16.00 horas a través en el Parque Central, frente a la Concha Acústica 6a. Calle 9-28 zona 1. En esta ocasión consiguió un permiso para vender sus productos en este lugar, pero al llegar la Navidad tuvo que abandonarlo por la llegada de otros negocios temporales.

Desde entonces vende sus carros clásicos y demás obras en su sencilla vivienda ubicada en la 5a. calle y 9a. avenida del Centro Histórico, Zona 1. Algunos de sus clientes que son aficionados a las colecciones de carros le llevan fotografías de algún modelo en especial y él con gusto se los elabora.

 

Trabajos manuales

“La inspiración de elaborar carros clásicos me surgió en la época en la que en los Institutos los profesores de Artes Industriales dejaban de tarea a los alumnos hacer trabajos manuales de reciclaje, empecé haciendo carritos clásicos y se los vendía a los estudiantes”, comenta Gámez.

Para los coleccionistas no existe mayor logro que poder conseguir un carro clásico. Esta fue otra oportunidad que Anselmo aprovechó para vender sus obras de arte y cada vez le pedían otros diseños.

“Algunos de mis clientes me traen las latas de cervezas extranjeras y me piden que se los elaboré para enviárselos a sus familiares que viven en Estados Unidos” explica el artista.

2018 04 13 photo 00000499 - El artista Anselmo Gámez construye carros clásicos con latas recicladas

Extrema pobreza

A pesar de la experiencia y calidad de las obras de arte de Anselmo, su negocio se vino abajo y su vida dio un giro de 360 grados a causa de un accidente que sufrió que le provocó la amputación de una pierna.

La difícil situación económica de Anselmo le ha impedido comprar una prótesis, por lo que utilizando su ingenio elaboró una improvisada con material plástico, aunque esta le provoca un fuerte dolor al caminar por no tener las características necesarias.

Su situación se ha agudizado más, pues tiene a su cargo a su mamá de 85 años quien es dependiente total. Pero como él ya es un hombre de 70 años ya no encuentra trabajo en ningún lado y no cuenta con los recursos económicos para comprarle los medicamentos a su madre y le cuesta reunir los Q800 que paga de renta en el cuarto donde vive.

Las personas interesadas en adquirir alguno de estos ejemplares pueden dirigirse a la 5a. calle entre 8a. y 9a. avenida de la zona 1.

2018 04 13 photo 00000500 - El artista Anselmo Gámez construye carros clásicos con latas recicladas

También te puede interesar: Tejidos y colores de Sololá

Tejidos y colores de Sololá

 

Publicidad