Alexey Marroquín: Arte en metal en manos de un guatemalteco

Las obras del artista han llegado a exposiciones en Nueva York, Miami e Italia.

 

Por Gustavo Balcárcel

 

Alexey Marroquín es un artista guatemalteco autodidacta. Su trabajo se caracteriza por el uso de metal y aluminio. En 2003 fue acreedor del premio Bronce Categoría Abstracta en Fundación Rozas Botrán.

El guatemalteco descubrió su talento desde pequeño. Aunque fue en la juventud cuando decidió lanzarse a crear sus primeras obras.

“Recibí clases de pintura. Desde pequeño tuve el apoyo de mis padres y cercanía a los estudios de artistas famosos que me inspiraron. Yo no me veía entre óleos y acuarelas. Estudié arquitectura en la universidad, y así descubrí que podía plasmar mi inspiración en materiales industriales. Entonces decidí desarrollar una técnica única. Fusioné lo abstracto con materiales que expresan en arte”, explica.

Desde los inicios de su carrera artística Alexey tuvo la inspiración de artistas como Elmar Rojas, Juan José Rodríguez y Ramón Ávila. “He estudiado las obras de artistas internacionales como Joan Miró, Pablo Picasso, Alberto Burri, Antoni Tápies, Jorge Kleiman, Conrad Marca-Relli, Franz Kline, Paul Klee, Kandinski, y otros”.

dscn5854 14 - Alexey Marroquín: Arte en metal en manos de un guatemalteco

Su inspiración

La inspiración de las obras de Alexey derivan de la naturaleza. El artista considera que es desde allí se encuentran formas, tamaños y colores.  Y eso le permite crear. Para comprender sus obras se requiere imaginación e interpretación. Algunos de sus trabajos los ha dirigido al universo y la naturaleza.

Entre los materiales que dominan su proceso creativo hay remaches, arena teñida, lijas, esmeriladoras, cortadoras de metal, aluminio entre otros.

El trabajo de Alexey Marroquín fluye desde lo profundo de su mente. No hay nada planeado ni controlado, así que solo deja fluir su inspiración como un niño cuando dibuja en un papel.

Los trabajos del artista son únicos, por eso ninguna pieza es idéntica y difícilmente podría retocarse o rehacerse. Cada trazo sale de manera espontánea y no hay forma de crear otro exactamente igual.

 

Galería:

 

Puedes ver su trabajo en:

También te puede interesar: La historia de un escultor Guatemalteco

La historia de un escultor Guatemalteco