El Puente Lavarreda

A mediados del siglo XVIII este puente era el paso para conectarse a Izabal, desde donde se conectaba con Europa, este puente lleva más de 300 años en la zona 6 de la ciudad de Guatemala.

 

Era el paso obligado que los viajeros debían de tomar para poder viajar a Europa, esto porque la salida de los barcos era en el Lago de Izabal. Todos las personas que querían viajar debían de tomar la ruta por el Valle de la Ermita, valle donde se asentó oficialmente la Nueva Guatemala de la Asunción el 2 de enero de 1776, pasando por el Camino Real del Golfo Dulce. Este Camino es lo que hoy se conoce como la Calle Martí y la Calzada José Milla y Vidaurre, al final de lo que es hoy la zona 6 de la ciudad capitalina.

Este camino atravesaba los Potreros de Corona, los cuales son hoy en día el terreno conocido como Barrio Moderno de Ciudad Nueva de la zona 2 capitalina, terreno cercano al Cerrito del Carmen ubicado en la zona 1. El Camino llegaba al Río Las Vacas, río corto que forma uno de los mayores desagües de aguas servidas de la ciudad de Guatemala. Allí debían los viajeros se enfrentaban ciertas dificultades ya que tenía que atravesarse el río para poder llegar al departamento de Izabal.

Fue por esto que, en 1735 se construyó el Puente Lavarreda, un puente hecho de piedra que facilitó el viaje de cientos de personas que tenían como destino, Europa. Uno de sus grandes fines fue también el agilizar la comunicación y el comercio de Guatemala.

Hoy en día, después de tres décadas, es considerado un monumento nacional, ya que fue el antecesor de varios otros puentes ubicados en la cercanía como el Puente de Las Vacas.

Nota: este puente es conocido como La Barreda, pero el nombre correcto es Lavarreda, el apellido del acendado dueño de esas tierras.

Fuentes:

También te puede interesar: Puente de Las Vacas, unas de las estructuras más importantes de Guatemala en el siglo XX

Puente de Las Vacas, una importante estructura de Guatemala en el siglo XX