Principales Hidroeléctricas en Guatemala

En Guatemala, la Ley de Incentivos para el Desarrollo de Proyectos de Energías Renovables, Decreto 52-2003 establece que se declara como urgencia nacional la electrificación del país y que en la misma puede participar la iniciativa privada.

 

Un 49% de la energía eléctrica de Guatemala proviene, como fuente primaria, del agua, es decir de hidroeléctricas. Una central hidroeléctrica es un conjunto de instalaciones que contienen como objetivos utilizar la energía potencial (relacionada con la altura) y cinética (relacionada con el movimiento) que tiene un río y transformarla en energía eléctrica.

 

Beneficios

El principal, es la disposición y acceso de la utilización de energía eléctrica que favorece al sector social, ambiental y económico.

Socialmente porque contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida, ambientales porque disminuyen el consumo de productos derivados del petróleo, carbón y leña, reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero, y en términos económicos porque es la activación del sector productivo, comercial e industrial.

 

En Guatemala, según el Ministerio de Energía y Minas existen 32 hidroeléctricas operativas. 13 en construcción y 13 con autorizaciones otorgadas pero no han iniciado construcción. Dentro de las 32 que se encuentran operando, las principales son las siguientes:

 

1. Planta Hidroeléctrica Chixoy

Es la más grande de todas las hidroeléctricas en Guatemala. Es parte de la Empresa de Generación de Energía Eléctrica del INDE –EGEE-.

Se encuentra en el departamento de Alta Verapaz, municipio de San Cristóbal en la aldea Quixal y se extiende por el río Chixoy.  El total de la potencia que genera es de 300MW, siendo la planta de mayor capacidad de generación eléctrica en el país.

 

En 1975 durante el gobierno del general Kjell Eugenio Laugerud García, el Instituto Nacional de Electrificación –INDE-, presentó el proyecto para su construcción y así solucionar los problemas de energía de Guatemala.

Este plan fue financiado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. En 1978, el gobierno del general Fernando Romeo Lucas García declaró a esa región de 50 kilómetros en estado de emergencia, por la inminente construcción de la presa.

Todos aportaron

Todas las comunidades aceptaron, exceptuando la de Río Negro, la que fue evacuada por la fuerza, con el costo de numerosas personas muertas.

El 15 de octubre de 2015 se hizo efectiva la primera parte del plan de reparación que se acordó entre el Estado de Guatemala y los sobrevivientes y descendientes de las víctimas de las masacres de Río Hondo que se produjeron en 1982 durante la construcción de la hidroeléctrica.

El acuerdo se firmó en 2014 y se inició con la entrega de veintidós millones de quetzales a las familias afectadas de las treinta y tres comunidades en donde se construyó la hidroeléctrica Chixoy.

La quinta parte

Ahora bien, la cantidad entregada es solamente la quinta parte de lo acordado, por lo que los dirigentes de los afectados se quejaron de que el dinero «no es un regalo, sino un derecho adquirido» que les debe el gobierno guatemalteco; además, recordó que también el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo son responsables de los actos violentos, por haber financiado el proyecto.

 

En 1985, la empresa multinacional Ingersoll Rand otorgó a la Hidroeléctrica Chixoy el Premio Mundial de Ingeniería “Ingersoll Rand”, por su impresionante infraestructura y el esfuerzo que implicó su construcción.

 

Planta Hidroeléctrica Chixoy

Fuentes:

También te puede interesar: Ministerio de Energía y Minas

Ministerio de Energía y Minas