La fiebre amarilla, una enfermedad que lleva siglos en Guatemala

Muchas de las enfermedades que afectaron a la población indígena en Guatemala antes, luego o posterior a conquista se le atribuyen a la llegada de los españoles.

Sin embargo, existe una enfermedad que ya existía en la época precolombina, a pesar de que es hasta el año de 1648 que se le denomina fiebre amarilla

Esta enfermedad es transmitida por los mosquitos y sus síntomas se manifiestan entre 3 y 6 días luego de ser picado por el mosquito.

La enfermedad tiene dos fases

La fase aguda

En la cual se manifiestan los siguientes síntomas:

fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, en particular en tu espalda y rodillas, sensibilidad a la luz, náuseas, vómitos o ambos, pérdida de apetito, mareos, ojos, cara o lengua rojos.

 fase tóxica.

Es importante recalcar que, algunas personas no experimentan la fase aguda sino pasan directa a la fase tóxica, la cual incluye:

Pigmentación amarilla de la piel y la parte blanca del ojo, dolor abdominal y vómitos, a veces de sangre, menor cantidad de orina, sangrado de nariz, boca y ojos, frecuencia cardíaca lenta, insuficiencia hepática y renal, disfunción cerebral, como delirio, convulsiones y coma. 

Previo a la llegada de los españoles

Como se mencionó, la fiebre amarilla o vómito negro, como también es conocida, se menciona en los códices mayas antigua, previo a la llegada de los españoles, por lo que no se le atribuye a la llegada de estos a América.

En el siglo XIX

Un profesor de la Universidad de Lousiana, Joseph Jones, realizó un estudio de las distintas enfermedades y no pudo descubrir ningún indicio de esta enfermedad en Europa, teniendo conocimiento incluso de enfermedades tales como el tifus, la viruela, entre otros; sin existir síntomas que indicaran que la fiebre amarilla había azotado Europa.

Posteriormente, al analizar los códices mayas, cartas y documentos de la conquista, que se determinaron estos síntomas.

 

Las dos primeras epidemias que sufrió el territorio guatemalteco

Sin embargo, es hasta el año de 1648 cuando se reconoce como tal la enfermedad en América, especialmente en Yucatán y Guatemala.

Esta mención se hace en el Chilam Balam de Chumayel el cual dice: “Brotó la fiebre amarilla y la enfermedad empezó.” Fray diego López de Cogulludo, uno de los historiadores más importantes de ese siglo (XVI), establece, en su libro Historia de Yucatán, una descripción de la enfermedad y menciona que esta enfermedad no había sido vista por los españoles.

Es más, el doctor Cresencio Carrillo y Ancona, en una carta al Doctor Carlos Finlay le indicó que la epidemia de 1648 era la 4ta que estaba registrada en los referidos códices mayas.

Existía esta enfermedad en Guatemala

A pesar de que, si existía esta enfermedad en Guatemala, la misma se trasmitió a los españoles por medio de un mosquito que ellos mismos trajeron de África con el comercio de esclavos de dicho continente.

Es decir, existen dos formas de transmitió de la fiebre amarilla, la epidemia que se sufrió en 1648 se dio por medio de un mosquito que trasportaron los españoles a América por medio de los esclavos africanos.

Por esto por lo que la epidemia se sucedió casi 100 años después de la llegada de estos a América.

Esta enfermedad, al igual que las demás epidemias que se sufrieron en la época, generó una gran cantidad de fallecidos. Sin embargo, a diferencia de la peste y el Cocolitzil, pandemias anteriores, esta fiebre amarilla afecto de igual forma a españoles, indígenas y mestizos. 

 

Fuentes

También te puede interesar:Principales epidemias y pandemias que han afectado a Guatemala desde el siglo XVI

Principales epidemias y pandemias que han afectado a Guatemala desde el siglo XVI