Pedro de Aycinena

Rafael Carrera ha sido el único presidente vitalicio en Guatemala. El General Carrera logró tener esta posición entre otras virtudes por su gran liderazgo, su carácter y por la selección de personal capacitado en los distintos puestos de su gobierno.

En uno de estos puesto, específicamente, como secretario de Relaciones Exteriores durante su gobierno fungió Pedro de Aycinena y Piñol. 

Pedro de Aycinena, nació en Guatemala el 19 de octubre de 1802, siendo hijo de Vicente de Aycinena y de Juan María Piñol. Ocupo el hogar de su familia, ubicada en el Portal del Comercio, frente al Parque Central. Pedro de Aycinena venía de una familia acomoda, por lo que ejerció el comercio durante parte de su vida. 

pedroaycinena - Pedro de Aycinena

Sin embargo, en el año 1851, el General Carrera lo designa como secretario de Relaciones Exteriores, puesto en el cual se desenvolvió hasta el año de 1865, cuando fallece el General, y, es electo como presidente interino. Ocupó este puesto únicamente del 14 de abril de 1865 al 24 de mayo de 1865, momento en el cual queda electo Vicente Cerna como presidente de Guatemala. Su mayor aportación fue, como secretario, puesto en el cual realizó una serie de acciones y tratados relevantes en nombre del país. 

El primero de ellos fue tres años luego de tomar poder como secretario, siendo este el Concordato de 1852. El Concordato es un acuerdo en el cual la Santa Sede (el Vaticano) firma un acuerdo con un estado. El presente concordato se suscribió en 1852, por medio del Cardenal Jacobo Antonelli, que era el secretario de la Santa Sede y el ministro o embajador de Guatemala en la Santa Sede, Fernando Lorenzana. 

14470407 322912581416553 6204068821275270704 n - Pedro de Aycinena

Por medio del Concordato, Guatemala le cedía al Vaticano la educación por medio de las órdenes de la iglesia católica. Asimismo, Guatemala se comprometía a respetar las propiedades y de la Iglesia y a respetar los monasterios. Del mismo modo, este concordato le dio un poder mayor a los sacerdotes, quienes podían censurar las publicaciones que consideraban ofensivas en el país y, se autorizaba en diezmo obligatorio. Como contraprestación de esto, la Iglesia Católica se comprometía a que, a las personas que hubieren obtenido propiedades que eran de la Iglesia Católica y que habían sido expropiadas por los liberales, fueran conservadas por estas personas. Asimismo, la santa sede autorizó que los clérigos que hubieren cometido un delito en Guatemala pudieran ser juzgados bajo la legislación del país. A pesar de no haber sido firmado por Pedro de Aycinena, fue él quien lo diseño, preparó y ratificó junto con Rafael Carrera en el año de 1954; y se mantuvo vigente hasta la caída del Mariscal Vicente Cerna. 

El Tratado Wyke-Aycinena

El segundo tratado en el cual participó Pedro de Aycinena y que tuvo (y tiene, hasta la fecha) un impacto importante es el Tratado Wyke-Aycinena el cual es conocido también como Convención de límites de Belice. Este acuerdo, surge, de la necesidad que tiene el país de regularizar la situación que vivía el territorio de Belice. Desde la independencia de Guatemala, en 1821, se vivía un ambiente de confusión, el cual, Inglaterra aprovechó para crear rutas, explotar y comercializar en territorio de lo que actualmente es Belice. 

image processing20200422 13470 15im8mp - Pedro de Aycinena

Asimismo, y desde Estados Unidos, existía la amenaza de William Walker, un ex presidente de ese país que se dedicaba a robar y saquear en Centroamérica. La amenaza que suponía esto para el país, hizo que Cabrera le solicitara a su secretario de Relaciones exteriores, Pedro de Aycinena, quien mantenía una excelente relación con la Corona Británica, para que negociara un acuerdo para obtener armas de dicho país. Como contraprestación de estas armas, Guatemala e Inglaterra delimitarían las fronteras de Belice. Por lo tanto, el 30 de abril de 1859, se firma la convención entre Inglaterra y Guatemala, delimitando los límites de Belice y obteniendo, adicional a las armas, la promesa que Inglaterra construiría una carretera entre la capital de Belice y Guatemala. El acuerdo, que no fue muy producente para Guatemala, se deroga el 30 de junio de 1871.  

Finalmente, y luego de dejar la presidencia, Pedro de Aycinena abandona Guatemala, yéndose al exilio y fallece, nuevamente en Guatemala, el 14 de marzo de 1897. 

 

FUENTES

También te puede interesar: Tratado Wyke-Aycinena firmado entre Guatemala e Inglaterra

 

Tratado Wyke-Aycinena firmado entre Guatemala e Inglaterra