1837 el año que llegó el cólera

Guatemala vivía el fin del periodo político de Mariano Gálvez, esto a consecuencia del aparecimiento del movimiento político-popular, representado por Rafael Carrera.

Es en este escenario que hace acto de presencia el brote de cólera morbus en el territorio guatemalteco.

 

Medidas de prevención con el cólera

Los primeros brotes de la enfermedad se habían reportado en México en 1833, pero gracias a la reacción casi inmediata de Gálvez, que selló la frontera con dicho país, logró alejar por cuatro años a esta enfermedad mortal.

Para controlar la expansión de la enfermedad, se establecen cordones sanitarios en puntos importantes y se decreta estado de sitio sanitario.

Se establecieron puntos de registro e incluso se mandó a revisar los caminos para recoger productos que hayan sido abandonados en los caminos y que provengan de lugares contaminados. Además, se tomaron medidas restrictivas en lugares que venden bebidas alcohólicas para evitar reuniones numerosas y se evitó el comercio de frutas.

Se realizaron algunos cambios

Como medidas de prevención, el gobierno y las autoridades llevan a cabo ciertos cambios que afectaron directamente a la población entre estos se encuentra: traslado de los cementerios, prohibición de entierros en iglesias, cambios en la educación, disminución en las actividades religiosas, se prohibió la comunicación terrestre y se establecían multas para quien incumpliera las medidas de prevención, incluso dictámenes para revisar con urgencia la correspondencia.

Además de las medidas encargadas a las municipalidades sobre la limpieza, orden y salubridad de sus municipios.

 

Primer caso

En los primeros meses de 1837, la enfermedad aparece en el departamento de Chiquimula, el primer caso de cólera en el Estado de Guatemala.

Ese mismo día, la autoridad local decreta el aislamiento de dicho municipio.

A final de mes, en Zacapa ya han ocurrido 200 muertes por la enfermedad y en los últimos días de marzo, llegó la muerte en toda la región oriental en el país.

Las medidas sanitarias continúan en todo el país, Gálvez ordena a las tropas que vigilen las fuentes públicas para alejar a personas infectadas, así también distribuye médicos en los distintos barrios de la capital.

 

El fin de Gálvez en media epidemia

Mientras Gálvez y su grupo de médicos trataba de controlar la crisis de salud pública, los intrigantes hacían lo posible por debilitar al Gobierno.

Es por esto que Gálvez buscó aliarse con los conservadores moderados, acercándose por ejemplo a Juan José de Aycinena, quien recién había regresado de su exilio en los Estados Unidos.

Esta maniobra política terminó por sepultar a Mariano Gálvez, acusado de abierto traidor al programa de reformas liberales. Con una creciente rebelión en la montaña, dirigida por Rafael Carrera, que pretendía imponer un listado de condiciones a Gálvez, el jefe del Estado solicita auxilio al presidente Federal, general Francisco Morazán, quien ya prevenido por las intrigas de Barrundia, le niega apoyo.

La suerte está echada. Las tropas de Carrera toman la ciudad de Guatemala el 2 de febrero de 1838, combatiendo calle por calle.

El doctor Mariano Gálvez pasa a la clandestinidad, escondiéndose con su suegro. Renuncia a la Jefatura del Estado de forma definitiva el 24 de febrero del mismo año, recayendo el cargo en el vicejefe, Pedro José Valenzuela.

En esa época se calcula que habitaban en Guatemala un total de 3,000,000 de personas, de las cuales la epidemia cobró la vida de 12,000.

 

Fuentes:

También te puede interesar: La fiebre amarilla, una enfermedad que lleva siglos en Guatemala

La fiebre amarilla, una enfermedad que lleva siglos en Guatemala