Un Techo para mi País, iniciativa latinoamericana en Guatemala

En el año 2008 nace formalmente “Un Techo para mi País” en Guatemala, teniendo como ejes de trabajo, realizar proyectos de desarrollo y construcción de viviendas en zonas vulnerables a través de donaciones.

 

En Chile

En 1997 nace una iniciativa que quería ayudar a las personas que vivían en pobreza y situaciones deplorables a poder optar a viviendas dignas en las cuales pudieran vivir. Luego, en 2001, esta iniciativa se vuelve una fundación sin ánimos de lucro, llamada “Un Techo para Chile”. Posteriormente, la fundación inicia su expansión a Latinoamérica, primero en Perú y El Salvador, llegando a Guatemala en 2004.

Al igual que “Un Techo para Chile”, “Un Techo para Mi País” es una entidad sin fines de lucro que funciona a través de donaciones, recolectas u otras formas de apoyo.

Para que funcione “un techo para mi país”, existen dos tipos de voluntariados, el voluntariado permanente y voluntario para actividad específica.

El primer tipo de voluntariado,

es decir, el permanente, son aquellas personas que se encuentran trabajando de planta en la entidad. Ellos, buscan en las comunidades que serán apoyadas, crear un vínculo, para que, de forma conjunta, logren generar las soluciones concretas para mejorar las condiciones de vida de la comunidad.

El Segundo tipo de voluntariado,

Posteriormente y cuando el proyecto está armado, se convoca a voluntarios para actividad específica, quienes, donando su tiempo y esfuerzo, realizan la construcción de las viviendas en las comunidad, en conjunto con las personas que viven (y serán beneficiada) en dichas comunidades. Luego, finalizado el proyecto, los voluntarios permanentes, hacen un evaluación del proyecto para determinar el alcance de esta.

 

Esta fundación ha apoyado en grandes catástrofes, como el huracán ETA o en acciones del día a día tales como construcción de casas, escuelas o carreteras para comunidades. Asimismo, Techo para mi País, ha ayudado con jornadas oftalmológicas, jornadas médicas, restaurar escuelas y escritorios, entre otros.

 

FUENTES

También te puede interesar: Fundaciones, una forma de ayudar en Guatemala

 

Fundaciones, una forma de ayudar en Guatemala