Bomberos Voluntarios

 

Los bomberos voluntarios de Guatemala, o bien llamados como Cuerpo Voluntario de Bomberos de Guatemala, es una entidad autónoma de servicio público.

Tiene su sede en el departamento de Guatemala y cuenta con Compañías en todos los departamentos de la República de Guatemala. 

 

Historia

En abril de 1944, el Club Rotario de Guatemala, obsequió la primera unidad para combatir incendios. Consistía en una plataforma sobre resortes y cuatro ruedas de hierro, a la que se adaptó un motor de vehículo “Dodge” y una bomba estacionaria, tenía sus tubos de succión y las respectivas mangueras, siendo halada por otro vehículo cualquiera, poseyendo, a la vez, un manómetro y sus controles del motor.

Entre los años 1947 y 1948 la entonces Guardia Civil contaba con dos vehículos Jeep Willys a los que se adaptaron sendas bombas centrífugas frontales “Barton American” y con un automóvil Ford Roster modelo 1921 equipado con extintores y wintch, equipos que eran usados por los guardias civiles que habían recibido algún entrenamiento. 

 

Fundador del Primer Cuerpo de Bomberos

En 1951, Rodrigo González Allendes, sentó las bases de una organización que aún se mantiene firme en defensa y para la protección de la comunidad y de sus bienes.

González Allendes, un brillante economista de 35 años de edad entonces, iniciado en la carrera diplomática en 1,937 como Tercer Secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, y con una trayectoria brillante a su paso por las Naciones Unidas, Ecuador y Venezuela, entonces embajador de su país para Centroamérica y Panamá con sede en Guatemala, tuvo la feliz idea de reunir en su embajada a distinguidos representantes de la iniciativa privada, de las entidades de servicio social, de la prensa y de radiodifusión además del gobierno, exhortándoles a organizar un Cuerpo Voluntario de Bomberos que, mediante la capacitación técnica contando con los equipos de trabajo y de protección personal necesarios, se constituyen en un efectivo bastión de seguridad para todo el país.

En 1,967, con ocasión de celebrarse el 15 aniversario de fundación del Cuerpo, en acto público de reconocimiento, a tan ilustre ciudadano chileno, se dio su nombre a la auto bomba registrada con el número 4 disposición que fue notificada previamente al fundador del bomberismo voluntario guatemalteco.

 

Con ocasión del trigésimo aniversario del Cuerpo de Bomberos

En 1,981, se creó la Orden “Rodrigo González Allendes”, mediante el Acuerdo No. 1546 “A” de la Intervención de fecha quince de mayo de aquel año, “como expresión de reconocimientos deméritos sobresaliente en servicio y a ejecutorias de ciudadanos Guatemaltecos o extranjeros cuyos actos representen señalado beneficio para la Institución, directa o indirectamente, o que incidan a favor del servicio social guatemalteco.”

Se consigna en esa disposición que el denominativo de tal Condecoración debe estar legado íntimamente a la vida del Cuerpo,  y que estimándose su fundación como el aspecto más relevante de éste y con ella el nombre del autor de la iniciativa, el Licenciado Rodrigo González Allendes, se dio así su nombre a la que desde entonces se considera la más alta condecoración del Cuerpo.

 

Más de ciento veinticinco ciudadanos, profesionales de diversas disciplinas integraron alrededor de 30 comisiones para realizar los menesteres que se estimó necesarios para dar vida a la idea de Licenciado González Allendes.  

 

Fuentes

También te puede interesar: La primera mujer presidenta en la Cruz Roja Guatemala

La primera mujer presidenta en la Cruz Roja Guatemala

Publicidad