Home / Noticias / Tu riñón es esperanza de vida
Tu riñón es esperanza de vida

Tu riñón es esperanza de vida

Tu riñón es esperanza de vida

Trasplante de donante vivo o cadavérico

Por: Sandra Martínez                                                                                                  

Quien iba a imaginar que una tragedia que cobró la vida de dos personas que se conducían en moto se convertiría en la esperanza de vida para dos enfermos renales crónicos.

Una de ellas es María Escobar de 62 años, diabética, hipertensa y madre de tres hijos, quien se benefició con la donación de un riñón de uno de los fallecidos.

Durante tres años Escobar estuvo al borde de la muerte esperando un donante, mientras dependía de una máquina donde recibía diálisis cuatro veces al día en la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (Unaerc), hasta que le tocó su turno para ser trasplantada.

“Estuve hospitalizada seis días y un mes después de la cirugía de trasplante renal me sentía como nueva. Agradezco a Dios por brindarme una segunda oportunidad de vida y a los médicos por su excelente trabajo”, expresa la paciente a Mundo Chapín.

El caso de María se repite frecuentemente, solo en el San Juan de Dios se diagnostican entre 40 a 50 casos mensuales nuevos de personas con insuficiencia renal que requieren de terapia dialítica.

“El impacto que le causa a un paciente que le diagnostiquen daño en los riñones es muy fuerte, porque le afecta la totalidad de su organismo y si no recibe tratamiento el deterioro es general, presentando complicaciones cardiovasculares que ponen en riesgo su vida, explica Pedro Dávila, jefe del Departamento de Nefrología.

A criterio de los especialistas el trasplante es lo más recomendado, porque es más barato que mantener al paciente indefinidamente en programas de hemodialisis o dialisis peritonial. Además aumenta la expectativa de vida del paciente y si la cirugía sale bien en seis semanas después de la operación puede incorporarse a su trabajo.

Solidaridad 

Es necesario fomentar la donación de órganos en la familia, porque en cualquier momento algún ser querido o uno mismo puede necesitar un trasplante renal. Lamentablemente en el país no existe esa cultura.

Si decides ser donante cadavérico informa tu decisión a los miembros de tu hogar, ya que si falleces y se cumplen los requisitos para que puedas ser donador, tu familia tendrá que respetar tu decisión y autorizarlo. El riñón puede ser de donante vivo o cadavérico de una persona que haya sido declarada con muerte cerebral.

Entre los requisitos para ser donador están: Informar a la familia de su deseo de ser donante, su decisión debe ser voluntaria, ser mayor de edad, someterse a una evaluación médica para conocer su estado de salud, practicarse exámenes de laboratorio para determinar que está sano, informarlo al Departamento de Nefrología y Trasplante Renal del Hospital General San Juan de Dios.

Este centro asistencial cuenta con tecnología de punta sin costo para el paciente. Lo mas novedoso es el Laboratorio de Inmunología del Trasplante que incluye equipo de última generación para la realización de las pruebas de laboratorio, evaluación del donante  y del receptor, así como del seguimiento del paciente en el postoperatorio, brindando al enfermo los medicamentos de inmunosupresión durante un año después del trasplante, afirma Dávila.

Desde su fundación hace 21 años el Departamento de Nefrología y Trasplante Renal ha realizado más de 700 trasplantes renales entre donante vivo y cadavérico. En la actualidad el número de pacientes que está en la lista de espera de un donante asciende a 130.

Para evitar daño a los riñones es necesario llevar una vida saludable con dieta balanceada, hacer ejercicio, tener un consumo regular de agua, evitar el tabaco y el alcohol. Quienes padecen de Diabetes e Hipertensión arterial, deben evitar el sobrepeso y hacerse chequeos regulares con el médico.  Evite auto medicarse, especialmente con analgésicos y antiinflamatorios.

Subir