Quantcast
Home / Artículos / El Origen del Ferrocarril en Guatemala

El Origen del Ferrocarril en Guatemala

El Origen del Ferrocarril en Guatemala

La Primera infraestructura ferroviaria en Guatemala se asentó en Escuintla.

Esta estación ferroviaria fue  inaugurada el 20 de Junio de 1880, por el General Justo Rufino Barrios, quien en esa época era el presidente de la República de Guatemala.

El primer ramal del ferrocarril, partía del puerto San José a Escuintla. Para justo Rufino Barrios, los nuevos caballos de acero, según su entender, eran la solución perfecta para el desplazamiento y traslado del nuevo producto agrícola cultivado en Guatemala: el Café.

Los señores Federico Nanne y Luis Schlesinger, el 7 de Abril de 1877 firmaron un contrato con el gobierno para construir ese primer ramal ferroviario y el 13 de Agosto del mismo año, firmaron otro contrato para construir el ramal que de Escuintla a la capital, pasando por Amatitlán.

El tren llegó a Amatitlán en el año de 1,884.  Cuando Justo Rufino Barrios Cumplió 49 años, el 18 de Junio de 1884 fue inaugurado el tramo ferroviario que del puerto de San José llegaba a la capital de Guatemala.  Ese día fue motivo de fiesta; crónicas periodísticas de la época señalan que en la iglesia el calvario (actualmente 18 calle y 6ta avenida, zona 1) gran cantidad de invitados especiales hacían filas para realizar la primera excursión en el tren.

Si quieres ver mas fotografías del ferrocarril de Guatemala dale un click al siguiente enlace: Galería – Fotos del Ferrocarril de Antaño en  Guatemala

21 comentarios

  1. OSBELY RAMIREZ

    ME HUBIERA ENCANTADO VERLO PERO LASTIMA QUE NO TUBE LA OPORTUNIDAD GRACIAS POR LAS FOTOS

  2. Haroldo Dardón

    Lo mató la corrupción, indiferencia e incapacidad de las autoridades con la corrupta complacencia de la dirigiencia sindical. El costo de esto es muerte porque muchos accidentes que han causado víctimas son consecuencia de haber metido el tren a las carreteras..

  3. Bueno yo no he tenido la dicha de haber me subido a un Tren pero creo por lo que me he ha contado mi madre que en esos tiempos era era muy bonito subirse a un tren de un lado a otro . Quisiera que volviéramos a tener esos trenes en nuestra actualidad para que lo jóvenes aprendieran como eran y como se experimentaba al viajar en los trenes. Dios los Bendiga

  4. elizabeth pineda

    Me hubiese encantado viajar en tren, soy amante de la naturaleza, que hermoso seria admirarla desde el recorrido de un tren. ojala y eso volviera.

  5. Precioso reportaje he interesante, hoy quiza seria un buen turismo bien habilitado y con buenos paquetes para el turismo nacional BORDEANDO EL LAGUITO, DE AMATILAN, pensando bien si hay algun interesado en en ese megaproyecto, tendriamos exito estoy segura, vendo ideas, soy aficionada al tren, tengo unas mis historias personales de lindos recuerdos de nuestro INOLVIDABLE tren, …….

  6. Yo tuve la oportunidad en 1998 de viajar en el vagón Michatoya, si no estoy mal fue el vagón presidencial, impresionante con comodidades de la época, fue un Viaje Turístico con gente del exterior amantes de los trenes, fue organizado por mi tío que en paz descanse Fernando Pombal. fue una experiencia inolvidable y los maquinistas con historias increíbles que aun busco escuchar con Allan de cariño “negro” quien actualmente es guía del museo del ferrocarril. Gracias por compartir las fotos.

  7. Cesar Arvevalo

    Comparto las vivencias de mi infancia muy gratas, que recuerdo cuando viajaba en los trenes de FEGUA de la Ciudad Capital a la estación de Pajapita en el Departamento de San Marcos ( Frontera con Mexico ) en los ya lejanos años 70. El boleto costaba Q 0.85 de quetzal solo ida. francamente era un precio cómodo. El tren se abordaba por donde siempre ha existido una baranda al final de la acera frente a los actuales locales de ventas establecidos por la Municipalidad. Primero partía el Tren del Norte (Atlantico) a las 07:00 de la mañana con destino a Puerto Barrios. Una hora mas tarde (08:00) una campana anunciaba la salida del tren del Sur, y comenzaba el paseo. Los asientos eran de madera color amarillo casi todos excepto por un vagon especial con butacas verdes. Todos equipados con un servicio de sanitario en la entrada de cada vagon. A las 10:30 aproximadamente llegaba a la Estacion de Escuintla cuyo edificio se caracterizaba por su construccion de ladrillos, y en donde permanecia casi 20 minutos, Otras estaciones importantes con paradas largas eran Mazatenango y Retalhuleu esta ultima ya casi a las 04:00 PM. innumerables canastas se ofrecian por las ventanillas cargadas de tortillas, panes y diversos comidas para complacer los mas variados gustos de los viajeros. Algunas reglas a bordo: Prohibido viajar en la plataforma (estructura con baranda y gradas en el extremo del vagon) para los que no los conocieron) , prohibido cambiarse de vagon durante la marcha. y otras que se escapan a mi memoria. Finalmente el conductor ( empleado con una gorra, muy formal anunciaba la llegada “PAJAPITA” . Eran las 06.00 PM, el viaje concluia. Que tiempos aquellos.

  8. Que bonito recuerdo gracias por las fotos, cuanto nos gustaría que volviera a funcionar FEGUA para ir a pasear, reconocemos la modernización pero lamentablemente esas negociaciones oscuras que hicieron con FEGUA jamas se nos olvidará, como vemos la linea férrea ya esta desapareciendo por otros ladrones que se están llevando el hierro.

Deja un comentario

Subir
Business Intelligence and Analytics Solutions Tableau