Quantcast
Home / Publicaciones / La historia del ferrocarril en Guatemala
La historia del ferrocarril en Guatemala

La historia del ferrocarril en Guatemala

La idea de construir un ferrocarril de carga en Guatemala inició alrededor de 1860

Uno de los fuertes impulsores del proyecto de introducir el ferrocarril  a Guatemala fue Miguel García Granados, presidente de facto, político y militar. Él quería un tren de ancho estándar que viajara del puerto San José hacia la ciudad de Escuintla y luego hacia Guatemala para favorecer el traslado del café.

El ingeniero británico Federico Nanne y el militar salvadoreño Luis Schlesinger, fueron los contratistas designados en 1877 para lo que correspondía a la edificación del nuevo ramal, el que iría de Escuintla hacia la capital y pasaría por Amatitlán.

La primera estación fue inaugurada el 20 de junio de 1880 por el entonces presidente de la República, General Justo Rufino Barrios.  Aunque fue hasta el 15 de septiembre de 1884 cuando el plan comenzó a funcionar.

Algunos escritores de la historia del ferrocarril describen el ferrocarril de Guatemala con nostalgia del recuerdo que hoy queda de aquellas locomotoras que se vieron trasladarse por tierras guatemaltecas. Otros en cambio guardan un molesto recuerdo de un proyecto que nunca fue producido para beneficio de la población guatemalteca.

El Observatorio de Trasnacionales de América Latina en un texto dedicado al ferrocarril de Guatemala como un proyecto aprovechado para otorgar las primeras concesiones y privatizaciones del país.  De hecho, Justo Rufino Barrios, es mencionado como una de las personas que solo buscó la forma de optimizar el desplazamiento y el traslado del café para mejora de los cafetaleros.

Según el Observatorio, los tramos que se construyeron del ferrocarril fueron parte de un monopolio con la United Fruit Company que acordó con el gobierno guatemalteco el uso de las vías para su exclusividad y transporte del correo entre Guatemala y Estados Unidos. En un futuro también se aceptó favorecer a la producción bananera.

Para octubre de 1997, el gobierno del entonces presidente de Guatemala Álvaro Arzú, decide privatizar Ferrocarriles de Guatemala –FEGUA-. El Congreso de la República entonces formalmente aprueba el usufructo y cede todos los bienes de Fegua a la empresa ferrocarrilera norteamericana RDC.  Fegua pasó a ser parte de Ferrovías de Guatemala.

A la llegada de 2006, el gobierno decide hacer un nuevo cambio. Señala que el contrato antes concretado es perjudicial para los intereses del Estado y entonces decide asumir el control de los activos guatemaltecos de RDC. Los cual lleva a una disputa legal que culmina en 2013. El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones ordena entonces a Guatemala pagar US$14,6 millones para compensar a RDC. Una vez realizado el pago, el gobierno logró recuperar el 82% de la firma.

Ferrocarril de carga vuelve

Mientras esto ocurría, los servicios del ferrocarril de carga fueron suspendieron por casi tres años. Sin embargo, en 2015 todo vuelve a cambiar, y se anuncia la reactivación del tramo que va de México a Guatemala.

Esta iniciativa se logra con el apoyo del ex presidente Alejandro Maldonado Aguirre, y su equipo de trabajo representado por el señor interventor de FEGUA, Rafael Rottmann Chang, para reiniciar la actividad ferroviaria en Guatemala.

Para iniciar nuevamente operaciones se espera la rehabilitación de un kilómetro de vía férrea. Ahora se ofrece mantener una conexión ferroviaria entre la frontera de Tecún Umán, Guatemala y México.

 

Si quieres ver mas fotografías del ferrocarril de Guatemala dale un click al siguiente enlace: Galería – Fotos del Ferrocarril de Antaño en  Guatemala

Subir